Rumbo al record mundial de longevidad futbolística

Gabriel Cazenave, presidente de AIPS América; Eugenio Figueredo, vicepresidente de la Conmebol; Carlos Pazos, del Ministerio de Turismo y Deporte del Uruguay; Pablo Abdala, diputado; Robert Carmona, futbolista; Mario Sejas, vicepresidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol; y Gonzalo Halty, secretario de deportes de la Intendencia Municipal de Montevideo.

El lunes 30 de abril tuvo lugar en uno de los salones del Palacio Legislativo de Montevideo, Uruguay, un acto de homenaje de varias entidades nacionales y deportivas del Uruguay, al futbolista Robert Giber Carmona Sención, quien a los 50 años, que los cumplió ese mismo día, continúa en actividad en categorías oficiales de la AUF (Asociación Uruguaya de Fútbol) y apunta a derribar el récord de 51 años y 4 meses que ostenta el inglés Stanley Mattheus.

Durante el acto de referencia, Robert Carmona, que jugó el torneo Apertura de la tercera división uruguaya en filas del club Albión y defenderá en el  Clausura la casaca albiverde del club La Luz, fue homenajeado por la Camara e Representantes (Diputados) del Uruguay, por la Intendencia Municipal de Montevideo, la Asociación Uruguaya de Fútbol y recibió el anunció de que en breve recibirá distinciones de la Conmebol y el Círculo de Periodistas Deportivos del Uruguay, durante la gala del 4 de junio próximo, en ocasión de la entrega de los tradicionales premios Charrúa.

AIPS América acompañó el desarrollo del evento y estuvo representada por su presidente Gabriel Cazenave, quien viajó expresamente para el efecto desde Asunción, Paraguay.

Robert Carmona jugó entre 1978 y 2012 en siete clubes de Montevideo, la misma cantidad del interior del país, y, en el exterior, defendió los colores de tres equipos de los Estados Unidos, uno de Canadá, uno de El Salvador y uno de Paraguay.

Semejante ejemplo de vigencia deportiva, lograda a través de la disciplina y el trabajo, han inspirado a Carmona y un grupo de allegados a poner en actividad una Fundación denominada “Hacele un gol a la Vida”, que desarrolla charlas y eventos deportivos en
centros de rehabilitación de víctimas de las drogas, el alcoholismo y otros vicios, como también en presidios y orfanatos, buscando extender sus fronteras de acción más allá del Uruguay.