Piden aclarar recursos aplicados a Juegos Panamericanos

El diputado José Ramón Martel López señaló que de acuerdo a datos de los gobiernos federal y de Jalisco, los XVI Juegos Panamericano Guadalajara 2011 tuvieron un costo de casi cuatro mil millones de pesos (unos 300m millones de dólares americanos) pero otros indican que ascienden a más de nueve mil millones (700 millones de dólares) por lo que pidió se aclare cómo se administraron los recursos.

Por Raúl García Salguero – rbuzos@yahoo.com

En comunicado el Movimiento Territorial del PRI, explicó que en La Cámara de Diputados de   San Lázaro pidió a la Auditoría Superior de la que intensifique la investigación y labores de auditoría para evaluar el ejercicio de los recursos públicos y privados concurrentes que se utilizaron para la organización y desarrollo de los XVI Juegos Panamericanos de Guadalajara y de ser el caso, se deslinden las posibles responsabilidades en el uso indebido de los dineros que se destinaron para dicha justa.

En punto de acuerdo fue presentado por el diputado José Ramón Martel López indicó que, datos de los gobiernos federal y de Jalisco señalan que los XVI Juegos Panamericano tuvieron un costo de casi cuatro mil millones de pesos, sin embargo, algunas voces del el Congreso del estado de Jalisco aseguran que los gastos ascienden a más de nueve mil millones de pesos, lo que hace preocupante la forma en que se financiaron y administraron los recursos que, por decir lo menos, no son claros ni siquiera en su cálculo.

El vicecoordinador del grupo parlamentario priista indicó que se ha conocido que el costo de las obras y la organización de la justa rebasaron de manera considerable los planes de los organizadores, lo que obligó al gobierno del estado, al del municipio y al gobierno federal, a echar mano de los recursos para el gasto de la entidad y también para facilitar su estructura de organización.

De esta manera, añadió, a menos de tres meses de la de los Juegos que se desarrollaron en la Ciudad de Guadalajara, comienzan a arrojar datos confusos que dan fin a la fiesta mediática que se montó y la celebración vacua y extradeportiva, para ubicarse en una realidad no tan optimista.

Explicó que en la sección de Transparencia del Portal de los Panamericanos, la suma de todas las Cuentas Públicas de 2008 a 2011 asciende a mil 183 millones de pesos, y dijo que por otra parte, el gasto reportado para el desarrollo de infraestructura y equipamientos deportivos, con cargo al Fideicomiso FINDE, se establecen gastos por dos mil 651 millones de pesos, provenientes de recursos federales, de los cuales, 180 millones de pesos fueron erogados por Jalisco.

Martel manifestó que ahora se sabe que el Gobierno Federal, en respuesta a una solicitud de información que hizo a través de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte, aportó a la organización del evento un total de dos mil 651 millones de pesos.

A su vez, enfatizó, el Gobierno Estatal mantiene información pública en la que reporta un gasto adicional de mil 183 millones de pesos, a través de cada una de las cuentas públicas dadas a conocer de 2008 a 2011.

De esta manera, subrayó Martel, la suma global de estos reportes asciende a más de tres mil 800 millones de pesos, pero la información no es del todo clara, cuando además se “estiman” cuantiosos recursos provenientes del Banco Mundial, de algunos de los importantes patrocinadores y de la venta de boletos de avión, entre algunos otros conceptos, de los que no se conoce el detalle ni la suficiente transparencia de la información correspondiente.

Apuntó que además de estas imprecisiones y opacidad en la información, existen denuncias respecto de la forma en que se llevaron a cabo algunas licitaciones para la adquisición de bienes y servicios relacionados con la organización de los juegos, así como el manejo de la nómina del personal contratado y la multas por parte de la alcaldía de Zapopan, por la descarga de desechos líquidos que de manera irregular, se llevó a cabo en la Villa Panamericana.

Por ello, finalizó, ante el importante número de irregularidades denunciadas, tanto por su cuantía, como por su importancia, vale la pena que sean clarificadas e investigadas, toda vez que implican el ejercicio de recursos públicos, de los cuales debe darse cabal cuenta y resultados a la sociedad.