Medallistas olímpicos en Londres acaparan premios

Keshorn Walcott y Kirani James, dos campeones olímpicos en el atletismo.

Como era de esperarse el medallista dorado olímpico en Londres 2012 en el lanzamiento de la jabalina (84,58 metros), Keshorn Walcott (Trinidad y Tobago) fue el mayor ganador de la segunda edición de los premios Espíritu del Deporte (Spirit of Sport Awards, SOSA), al adjudicarse cuatro de los cinco galardones para los cuales fue propuesto. El acto de premiación tuvo lugar en el Queen’s Hall, St Ann’s, de Puerto España, capital de Trinidad y Tobago en los últimos días del 2012.

Walcott (19 años), nacido en la ciudad de Toco, ganó los premios “Rompiendo Esquemas”, “Desempeño Consistente”, “Mejor Atleta Masculino” y “Desempeño del Año”.

La medalla de oro lograda en Londres por Walcott, fue la primera olímpica de un atleta trinitario, desde que el velocista Hasely Crawford ganó la final de los 100 metros planos en Montreal 1976, hace 36 años.

Su triunfo en Londres en la competencia de jabalina significó solo la segunda vez que un lanzador no europeo, en cien años, de los Juegos Olímpicos, se lleva el oro.

Su entrenador cubano Ismael López Mastrapa se quedó con el premio de “Entrenador del Año”.

La clasificada en sexto lugar de la final olímpica de los 100 metros, Kelly-Ann Baptiste (Trinidad y Tobago) fue elegida como “Mejor Atleta Femenina”.

El campeón mundial y olímpico Kirani James (Granada) se llevó el premio “Caribbean Spirit of Sport” (Espíritu del Deporte Caribeño).

James, de 20 años, ganó los 400 metros planos en Londres con su mejor marca personal de 43.94. Es estudiante de la Universidad de Alabama (USA), pero aun reside en Gouyave, pequeña población pesquera de la costa oeste de Granada.