“Las noticias falsas (fake news) tienen consecuencias reales”

Por Pilar Rivera – Perú

AREQUIPA, Perú, 21 de setiembre de 2020.- Marc Amorós García, analista, experto en investigación del fenómeno de las noticias falsas, fue invitado días pasados por el Círculo de Periodistas Deportivos del Uruguay para analizar este problema que afecta en forma sorprendente y hasta excesiva a la sociedad actual, desquiciando la comunicación.

Mark Amorós (España), durante su conferencia virtual organizada por el Círculo de Periodistas Deportivos del Uruguay.

Esto no significa que antes y a lo largo de la historia las noticias falsas o la información manipulada y alterada no haya existido. No es un fenómeno nuevo,  sucede que la manifiesta explosión de las redes sociales, trajo consecuencias, incidiendo en la forma cómo la desinformación se ha infiltrado en la vida ciudadana, alterando las comunicaciones y sumergiendo la buena información.

“Las noticias falsas tienen consecuencias reales”, fue la frase con que el periodista y escritor español inició su exposición, señalando que Las noticias falsas son el caldo de cultivo ideal para dividirnos como sociedad, para polarizarnos”, advirtió. Sólo en marzo del presente año circularon en redes unos 40 millones de noticias falsas ¿cuántas de estas informaciones se difundieron como ciertas? escucharon los asistentes al zoom internacional, moderado por el periodista uruguayo Ernesto Ortíz Gómez.

Amorós García destacó que la Organización Mundial de la Salud lleva tiempo alertando sobre una nueva epidemia relacionada con la información falsa a la que ha nombrado ‘infodemia’. “La infodemia – aclaró – es la epidemia de la información falsa que genera alarma, miedo, incertidumbre, incluso la muerte y se propaga con tal celeridad que socava la confianza en los medios de comunicación y de la ciencia misma”.

Las influencias sociales que tiene leer, creer y difundir noticias falsas – sobre todo en este tiempo donde el mundo afronta un problema de emergencia sanitaria grave a raíz del Covid-19 -, genera aún más desconcierto y un verdadero caos en la información ya que  “lo falso se luce en el mismo escaparate donde luce la verdad”, dijo Marc.

Explicó que el auge de las noticias falsas pasó a ser un tema mediático social de importancia mundial que generó, además, un escenario de incertidumbre de toda la información, “vivimos una situación en la que todos temen por lo desconocido y necesitamos que alguien nos explique qué está pasando”, aseveró Marc, “estamos ante una situación en la que se provoca la activación de dos palancas emocionales: miedo e inseguridad”. Todo esto – agregó – “porque sencillamente se niega la verdad de los hechos”.

Marc Amorós fue más allá y advirtió a los periodistas que la pandemia de las “fake news”, sumerge a la ciudadanía en una guerra de relatos como arma de desinformación. “El bien común, dijo, ha sido superado por el bien individual con inevitable y peligrosa polarización social”, asistimos a los enfrenamientos contra quienes “no piensan como uno” y a la “riesgosa tendencia a criminalizar a personas de opinión diferente”.

Añadió que otro de los grandes males de la noticia falsa es la desvalorización de la información científica, pasando por encima de ella las creencias populares “cuántas personas han preferido creer en testimonios de remedios mágicos para prevenir y curar el coronavirus. El uso del dióxido de cloro, fue el más claro ejemplo, donde la información científica perdió terreno ante la creencia popular”, ejemplificó.

Esta exposición condujo a los participantes a cuestionarse de manera personal ¿Qué estamos haciendo como periodistas para contener informaciones trucadas, conscientes que una noticia falsa se convierte en viral en cuestión de segundos 70 veces más que una noticia real?.

También la necesidad de asistir y promover talleres y seminarios de chequeo de noticias y comenzar a valorar estas herramientas que da la profesión para identificar la noticia real de la falsa.

El Presidente del Círculo de Periodistas Deportivos de Uruguay, en nombre de los periodistas participantes, en su mayoría de América Latina, agradeció la intervención del periodista, docente y escritor español e insistió en el cometido de seguir haciendo periodismo veraz y confiable.