Panamá se despide del torneo con pírrica presentación

La selección de baloncesto de Panamá se despidió este jueves del torneo Preolímpico de Mar del Plata con una victoria sobre la selección de Canadá, 91 por 89 (49-48), que supuso, además, la eliminación de los segundos de toda posibilidad de participar en la repesca del próximo año.
Panamá, que logró apenas dos triunfos en el torneo continental, uno de ellos ante Paraguay, apoyó su victoria en los certeros tiros del NBA, Gary Forbes, quien coló 39 puntos, y del veterano pívot Rubén Garcés, quien encestó otras 21 unidades.
A diferencia de otros encuentros, cuando las condiciones físicas y técnicas solo les permitió disputar medio partido, la selección sistmeña pudo mantener el ritmo de juego a lo largo de los 40 minutos disputados y superar a un equipo norteamericano, que buscó afanosamente la victoria para aspirar a seguir con vida en el Preolímpico.
La competición de Mar del Plata otorga dos cupos directos a los juegos de Londres 2012, pero permite a los ocupantes de los otros tres puestos disputarse otra plaza frente a cuatro quintetos europeos un mes antes de los juegos de Londres 2012.
En esa condición se encontraba la representación canadiense, aunque su pase también estaba condicionado a una derrota de Venezuela frente a Uruguay, algo que no llegó a ocurrir.
A Panamá se le unió el hecho en este choque de que no contar por lesión con dos de sus estelares, el pívot Jaime Lloreda y el armador Danilo Pinnock, situación que obligó por segundo día consecutivo al coach David Rosario a utilizar a su banca.
Y es que Panamá llegó al Preolímpico sin un equipo realmente competitivo, sin un esquema de juego definido a falta de un
verdadero armador y apoyándose en las individualidades de Forbes y de los veteranos Garcés, Lloreda y Pinnock, quienes a pesar de todo su esfuerzo no pudieron cumplir a cabalidad.
Rosario se mostró reacio a lo largo de todo el Preolímpico a utilizar a su banca, más que todo, según sus palabras, debido a la falta de experiencia de estos en estas lides, lo que llevó al equipo istmeño a utilizar apenas a dos o tres jugadores, como máximo, por encuentro.
En síntesis, Panamá cerró su actuación con marca de 2-6 al igual que la selección de Uruguay, las dos únicas representaciones que se despiden de Mar del Plata con solo la satisfacción de haber participado en la segunda fase.
Por Nicolás Espinosa S. (ACODEPA) –nicolas0761@yahoo.com

Deja una respuesta