La pelota rodó en la Arena Pernambuco de Recife

Cuando sonó el silbato final del partido amistoso de este lunes (20 de mayo) en la Arena Pernambuco, los seis escenarios de la Copa FIFA Confederaciones 2013 ya habían pasado por las pruebas en sus campos y estructuras. Anteriormente, los estadios Castelão en Fortaleza, Mineirão en Belo Horizonte, Fonte Nova en Salvador, Maracanã en Río de Janeiro y el Estadio Nacional Mané Garrincha en Brasilia recibieron eventos con el balón rodando.

El partido tuvo lugar a partir de las 15:00 hs, en un duelo festivo entre equipos formados por operarios de la obra. La Presidenta de la República, Dilma Rousseff, y el Ministro de Deportes, Aldo Rebelo, estuvieron presentes, además de autoridades del gobierno pernambucano y de la alcaldía de la ciudad de Recife. El miércoles (22 de mayo) se realizará el primer compromiso con jugadores profesionales en campo, entre el equipo Náutico, de Pernambuco y Sporting, de Portugal.

Construido a partir de la Alianza Público-Privada entre el gobierno de Pernambuco y el consorcio Arena Pernambuco, el estadio tiene capacidad para 46.000 personas y recibió una inversión de aproximadamente 400 millones de dólares.

Son 128,000 metros cuadrados de área construida, divididos en seis niveles. Para tener acceso a los 24,000 metros cuadrados de tribunas con asientos rebatibles y los 102 palcos, hay ocho ascensores, 13 escaleras mecánicas y ocho rampas. Todos los asientos del estadio son rojos, un homenaje a los tres clubes principales del Estado: Sport, Náutico y Santa Cruz, que tienen ese color en sus camisetas.

Las áreas de convivencia reúnen 42 quioscos de alimentación y dos restaurantes. Son 84 baños, además de 32 cabinas para personas con necesidades especiales. Hay 4,700 lugares de estacionamiento, pero el plan de movilidad prevé la estación de metro Cosme y Damião a cerca de dos kilómetros del estadio, lo que incentiva el acceso por medio de transporte público.

Césped y vestuarios

Hay cuatro vestuarios disponibles para atletas y comisión técnica. Los espacios, con cerca de 200 metros cuadrados cada uno, están equipados con baños, duchas, área de precalentamiento, sala reservada para técnicos, sala de masajes, dos bañeras y armarios. El césped es de la especie Bermuda Tifway 419, que presenta buena resistencia y tolerancia al clima caluroso.

Seguridad y salud

En el rubro seguridad, la arena está equipada con 271 cámaras de seguridad, siendo 34 de alta definición. La evacuación del público puede realizarse en hasta ocho minutos. En caso de necesidad, existen nueve áreas de primeros auxilios, un puesto médico y cinco ambulancias.

Hay también una provisión de orientadores en todos los sectores, para hacer que todos los espectadores consigan encontrar sus lugares reservados. Durante los partidos y eventos, dos paneles de LED en alta resolución, cada uno con 77 metros cuadrados, sirven para transmitir informaciones audiovisuales al público.

Sostenibilidad

Una de las condiciones de la línea de crédito del BNDES para las arenas fue que las mismas adoptasen, durante la construcción, criterios de sostenibilidad. El proyecto de la Arena Pernambuco prevé la captación de energía solar y de agua de lluvia, ventilación natural, además de gestión de los residuos sólidos. Durante las obras hubo recolección selectiva, prevención al tabaco y lavado de la rueda de los camiones con agua reutilizada.

Copa Confederaciones

Durante la Copa FIFA Confederaciones Brasil 2013, la Arena multiuso recibirá tres partidos: España – Uruguay (16 de junio), Italia – Japón (19 de junio) y Uruguay-Tahití (23 de junio). En la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014, serán cinco partidos.

Legado

Concebida en la perspectiva multiuso, la arena tendrá, por año, 70 fechas reservadas al fútbol. Las demás se destinarán a eventos de otros deportes, shows, ferias y convenciones. La Arena Pernambuco representa, según informaciones del gobierno de Pernambuco, el inicio de una nueva centralidad urbana. El estadio es el primer equipamiento de la Ciudad de la Copa, un área de 242 hectáreas que pretende incorporar viviendas, lugares de trabajo, instituciones educacionales y espacios de entretenimiento. El proyecto está previsto para ser ejecutado en los próximos 15 años y tiene perspectiva de generar 10,000 empleos directos hasta 2024.

Fuente: Ministerio de Deportes de Brasil.