La FEDEFÚTBOL gradúa nueve presos como árbitros

En las dos filas inferiores los nueve reclusos que fueron formados como árbitros de fútbol en Costa Rica.
En las dos filas inferiores los nueve reclusos que fueron formados como árbitros de fútbol en Costa Rica.

ALAJUELA, COSTA RICA.- En un hecho que no tiene precedentes en el fútbol mundial, la Federación Costarricense de Fútbol (Fedefútbol) celebró el 22 de mayo pasado, la graduación de nueve privados de libertad del Centro Penitenciario La Reforma (fundando en  1971), ubicado en San Rafael de Alajuela, como árbitros. Después de varias revisiones la historia futbolística de diferentes países, no se encuentra un hecho similar, por eso su importancia mundial.

Por Eduardo Vega Arguijo – evegaa20@gmail.com

Acuerpados por las máximas autoridades de la Fedefútbol, del Poder Judicial costarricense, de La Reforma y del arbitraje nacional, los nueve graduandos conocieron, primero, las instalaciones del Proyecto Gol: sus canchas de fútbol, oficinas administrativas y el hotel.  Para después ingresar a un salón en el cual se les esperaba para realizar el acto de graduación, en el que se les entregó el título de árbitros, además, un uniforme oficial completo tal cual lo usan los árbitros de la Primera División del fútbol de Costa Rica.

“Es imposible para mí poder describir la emoción que siento al recibir este título. Es un título de árbitro pero a mí me sabe a ilusión, a un sueño de vida que jamás creí que iba a conseguir estando en la cárcel toda la vida me encantó ser árbitro, cuando me equivoqué en mi vida y cometí un error que me privó de la libertad pensé que hasta ahí llegaría mi
sueño, pero para mi  sorpresa aquí estoy, graduándome de árbitro. Tuve que venir a la cárcel para graduarme, son cosas de la vida que uno no se explica y que solo le agradece a Dios”, comentó Edwin Sandí Valverde, uno de los nueve graduados.

El director de La Reforma, Rodolfo Ledezma, era uno de los más contentos, precisamente estaba asistiendo a una graduación de árbitros cuando él lo fue por muchos años de forma profesional en la máxima categoría del balompié tico. “El fútbol jamás te deja de sorprender. Jamás me imaginé que justo como director de La Reforma, iba a asistir a la
Fedefutbol a una graduación de árbitros de privados de libertad. El ser árbitro no tiene explicación, es una pasión de toda la vida. El fútbol se disfruta desde muchas perspectivas, una de ellas es la arbitral. Yo sé lo que sienten ellos, porque yo estuve ahí, en una silla parecida a esas recibiendo un título de árbitro. Si bien las condiciones son diferentes, el fútbol es el mismo. Ellos disfrutan ser árbitros en La Reforma por eso lucharon por crecer y prepararse de la mejor forma”, dijo Ledezma.

“No hay fronteras para el fútbol. No hay fronteras para el arbitraje.  Cuando nació la idea no dudamos un segundo en convertir ese sueño en realidad y nos dimos a la tarea de dar el curso arbitral. La Reforma es un lugar en el cual se juega  fútbol siempre, a toda hora, todos los días, por eso se necesitan árbitros siempre, en verdad graduar nueve árbitros es un sueño hecho realidad para todos los que nos involucramos. Estos es un trabajo en equipo que da frutos muy dulces y que, estoy seguro, se va a repetir, porque quedaron muchos jóvenes con tremendas ganas de comenzar otro curso y lo vamos a dar”, afirmó Rodolfo Villalobos, presidente de la Comisión de Arbitraje de la Federación.

“Conforme fuimos avanzando en el curso, los compañeros de las mejengas nos han ido respetando cada día más. Ellos entienden, y lo notan en nosotros mismos, que hemos crecido en nuestras capacidades arbitrales. Ahora es más fácil dirigir un partido en La Reforma, porque entendemos las reglas de juego y porque nos ganamos el respeto del resto
de compañeros presos”, comentó Harold Briceño Zúñiga, privado de libertad.

En Costa Rica los privados de libertad superan los trece mil, alrededor de 3.800 están ubicados en La Reforma.