Juan Aguad: Se fue un grande del periodismodeportivo… y un extraordinario ser humano

Por Pablo Vargas Zec (Secretario general del CPD Chile)

SANTIAGO DE CHILE, 2 de marzo de 2021.- A los 91 años, partió Juan Aguad Kunkar, destacado periodista deportivo chileno.

Nació en la ciudad de Quillota. Abogado, además de periodista, formado en la Universidad de Chile, en Santiago, defendió los colores de esa Casa de Estudios como alumno deportista en tenis de mesa y atletismo.

Como jugador de baloncesto –su deporte predilecto– tuvo buena figuración en el Club Sirio, de la Asociación Santiago. Fue jugador de la Selección nacional y, como tal, disputó dos torneos Sudamericanos en plena década de los ’60.

En el periodismo, comenzó como reportero y comentarista polideportivo en Radio Minería, cubriendo eventos como los Mundiales de básquetbol de 1959 y el Extraordinario de 1966, el Mundial de fútbol de Chile ’62 y los Juegos Olímpicos de Münich ’72, estos, para el diario Clarín. Colaboraría, además, a lo largo de su carrera, en medios como la revista Estadio, radio Balmaceda, UCV TV, Canal 11, Megavisión y Fox Sports Chile.

En 1973, se integró a El Mercurio, en el que comentó campeonatos locales e internacionales de atletismo, tenis, básquetbol y fútbol. También en ese medio escrito, en que colaboró hasta 2009, tuvo una columna de baloncesto por varias décadas. Siempre bregó por el desarrollo institucional del básquetvol chileno, en esa opinión semanal y en todos los medios en que entregó sus servicios periodísticos.

Cubrió el Mundial de básquetbol de Argentina ’90 y el de fútbol de Estados Unidos ’94. Fue comentarista de la NBA en canales televisivos chilenos, y recibió una invitación especial para presenciar la serie final de ese campeonato en 1994 (Houston – Chicago). También comentó para la televisión chilena la liga profesional de básquetbol Dimayor.

En el ámbito gremial, fue desde siempre un participante activo en el Círculo de Periodistas Deportivos de Chile, del que fue secretario y luego presidente por casi dos décadas.

Como abogado, fue juez de Policía Local de la comuna de Lo Espejo y, antes, asesor legal del Colegio de Periodistas de Chile.

Su vida profesional se puede sintetizar así: de buena pluma; brillante periodista multidisciplinar pero amante del baloncesto; desde su tribuna, permanente promotor de buenas prácticas y de gestión honesta en el ambiente dirigencial del básquetbol; firme defensor de su gremio periodístico, y apasionado por su profesión, la que ejerció con honestidad y celo en los más importantes medios de comunicación de su país.

Su carrera se vio jalonada por innumerables distinciones, pero tal vez la más destacada sea el “Premio al Maestro del Periodismo Deportivo”, que recibió nada menos que de sus propios pares, en 2014.

Pero lo más importante es que quien nos ha dejado fue una persona de bien. Cortés, afable y generoso. Buen colega y buen amigo. Amantísimo de su esposa y de su familia, que hoy lo lloran con pena y lo recordarán, como nosotros, sus colegas, como un excepcional ser humano.

¡Hasta siempre, querido Juanito!