Atractivo webinar en Bolivia sobre el Periodismo Deportivo del siglo XXI

Por Diego H. Méndez Calero (Cuba)
Instructor del Postgrado Internacional de La Habana

LA PAZ, Bolivia, 7 de octubre de 2020.- Especialistas de la lengua, aseguran que resulta IMPRESCINDIBLE que los narradores deportivos tengan una elevada formación cultural. ¿Por qué? La narración deportiva es una profesión muy compleja. Requiere de amplios conocimientos de Locución, Periodismo y Deportes; los que se relacionan entre sí, no pueden aislarse, se integran en un todo; pero todo eso no es suficiente, porque estos profesionales están expuestos a la incertidumbre, el azar y la subjetividad, que subrayan la complejidad de estas funciones de la comunicación.

Un relator deportivo o un comentarista, debe ser un profesional, en sentido general, muy bien informado y culto. Al utilizar este término se piensa en una acepción plural de cultura como alternativa que permite a los hombres reflexionar sobre sí mismos, expresarse y reconocerse como un proyecto inacabado, en constante transformación, sujetos que buscan incansablemente nuevas significaciones y crean obras que los trascienden, como se subraya en la Declaración de México sobre las políticas culturales, publicada en 1982 bajo el auspicio de la UNESCO.

Ante los avances de la ciencia y la técnica se impone pensar en la educación y la cultura como elementos esenciales que favorezcan el desarrollo de los individuos y de la sociedad, y esta aspiración implica a los narradores y comentaristas deportivos. Estos profesionales de la difusión deportiva son responsables de la divulgación en los medios masivos de comunicación de todo el acontecer de la Educación Física, el Deporte en todas sus competencias, la Recreación, la Cultura Física, Teoría y Metodología de la Educación Física, del entrenamiento deportivo, las ciencias aplicadas y la formación de profesionales; por lo tanto, inciden en todo el quehacer del deporte, de ahí la importancia y necesidad de la mejor preparación académica.

En nuestro planeta Tierra, el deporte, de manera general, concita el interés de toda la Humanidad, con excepciones, que confirman la regla, lo que queda demostrado con el hecho de que varias Federaciones Internacionales tienen más países o nacionalidades afiliadas que la Organización de Naciones Unidas, ONU, que registra 193, mientras que varias disciplinas deportivas cuentan con cantidades bastante superiores a esa mencionada.

Para corroborar lo anteriormente expuesto, les ofrecemos la siguiente información: la FIFA, actualmente tiene como miembros un total de 211 países y territorios, aunque su número es fluctuante en consonancia con el nacimiento, la reunificación o la desaparición de estados. Y el Fútbol, no tiene la mayor cantidad, porque el Voleibol totaliza 222 Federaciones Nacionales, mientras que el Atletismo y el Baloncesto reconocen a 213. Por ejemplo, de los Campeonatos Mundiales de Fútbol de Brasil 2014 y Rusia 2018 resultan muy elocuentes las estadísticas oficiales de la FIFA, porque los totales de espectadores en los partidos fueron impresionantes en cada una de esas competencias, pero nada comparable a los seguidores por radio y televisión en el mundo. Hubo en los estadios brasileños 3.429.873 personas (53.592 como promedio por juego); mientras que por los medios la totalidad de espectadores se elevó a la astronómica cifra de 3.480.000.000 MM de televidentes y cuatro años después, en el 2018, en la cita rusa, esa cantidad fue ampliamente superada con 3.572.000.000 MM, casi cien mil más.

El periodismo deportivo en Radio y Televisión se multiplica y con ello la responsabilidad comunicativa y educativa de todo ese ejercito informativo, y de ahí el objetivo del webinar que impartiremos los próximos días 10, 11 y 17 de este mes de octubre (registrarse en: www.https://landingpage.lbc.com.bo/webinar), con el respaldo del Círculo de Periodistas Deportivos de La Paz, Bolivia, y el auspicio de “La Boliviana Ciacruz Seguros”, en el que trataremos de intercambiar saberes con muchos colegas y le daremos promoción a planes de superación académica, que darán inicio con Diplomados, para en un futuro no lejano ofrecer Maestrías y no nos detendremos ahí.