Por Santi Alvarez – ringobonavena33@gmail.com

ASUNCIÓN,  Paraguay, 8 de octubre de 2017. “Un paraguayo va por la hazaña en Australia”, fue el título de nuestra última entrega el pasado 29 de setiembre, haciendo referencia a la presentación de Carlos “Carpi” Portillo, nacido en Asunción (Paraguay) hace 24 años, el pasado 6 de este mes, en el “Melbourne Pavillon” de Flemington, Victoria (Australia), ante el filipino radicado en Australia, Augusto Caesar Amonsot, a quien lo apodan “Czar Of Bohoil”, en relación al lugar donde nació hace 32 años, Tagbilaran, City Bohol (Filipinas).

CAMPEON INTERINO

“Carpi” Portillo con el cinturón que alcanzó en Australia

Lo cierto es que Carlos Manuel “Carpi” Portillo le ganó por KOT (2:46) del 3er. round al boxeador local, capturando el título Interino de Oceanía (versión Asociación Mundial de Boxeo), de la categoría super ligero.

La verdad es que desde nuestra óptica de analista de boxeo, “Carpi” no tenía posibilidades de ganar, inclusive habíamos escrito: “Amonsot no debería tener inconvenientes en despachar antes del límite al paraguayo en no más de 5 rounds; aunque siempre sabemos que el boxeo al ser un deporte de apreciación, los imponderables pueden suceder. Sería una hazaña si gana “Carpi”.

Y FUE HAZAÑA

Y fue hazaña, pero no estamos diciéndolo desde la posición de haber fallado en el pronóstico o como quieran llamarlo, y sino repasemos como se daban las cosas:

El nacido en Filipinas es zurdo (32 años), y subía con 40 peleas de las cuales había ganado 34 (22 por KO) con 3 derrotas y 3 empates; hacía 10 años que no perdía en Australia y justamente hace 10 años en el Mandalay Bay de Las Vegas, había disputado el título liviano de la OMB interino perdiendo en gran pelea ante Michael Katsidis, un primera clase. Ahh ! el “Czar Of Bohoil”, ocupaba en 3er. lugar en el ránking mundial de la AMB.

Por su parte “Carpi” llegaba con 18 peleas con 14 antes del límite pero frente a rivales de mucha menor jerarquía, y además sin experiencia internacional, pero las cosas se dieron a su favor y hoy, está en la consideración de todos los entendidos.

Este resultado debe estar entre los más grandes batacazos del año y ni que decir del boxeo paraguayo porque derrotar a un número 3 del mundo en su propio terreno es más que difícil.

De ahora en más comienza de verdad la carrera de este luchador y disciplinado deportista y solo el tiempo nos dirá si lo de Australia fue casualidad o si en verdad estamos en presencia de alguien que puede hacer historia.

Así da gusto equivocarse porque al boxeo paraguayo le faltaba un triunfo de este tipo, después del sueño frustrado que tuvimos con el capiateño Isidro “El Guerrero” Ranoni Prieto, en Canadá, sueño que no se convirtió en realidad como consecuencia de los puños del ruso Artur Beterbiev, en menos de 3 minutos, aquel 23 de diciembre del año pasado.

Comments are closed.