Postgrado de La Habana 2019, Día 11: Encuentro con una gloria del atletismo cubano

Por Luis Murphy (Puerto Rico). – @LuisMurphy

LA HABANA, Cuba, 3 de mayo de 2019.- Mi primera experiencia en el periodismo deportivo internacional fue en el año 1993, cuando tuve la oportunidad de participar en la cobertura de los decimoséptimos Juegos Centroamericanos y del Caribe Ponce ’93, con la televisora oficial de los Juegos, WIPR Canal 6 y WIPM Canal 3.Recuerdo que me asignaron tres disciplinas deportivas, Tiro con Arco, Karate – Do y Taekwondo.

Luis Murphy y Ana Fidelia Quirot.

Todos los días me tocaba entregar reportajes grabados de lo sucedido en el día, destacando no solamente los resultados, sino también los atletas puertorriqueños.

Una memoria muy importante de Ponce ’93, la cual tuve la oportunidad de participar como espectador ya que no me tocó realizar su cobertura para el medio, marcó mi carrera como periodista deportivo.

En el Estadio Francisco “Paquito” Montaner se efectuaba la disciplina de atletismo. Ese día se llevó a cabo la final de 800 metros lisos, donde participaba la gran atleta cubana Ana Fidelia Quirot, de quien no se tenía una expectativa clara de su condición de carrera, ya que venía de un accidente doméstico unos meses antes de los Juegos donde sufrió quemaduras de segundo y tercer grados en el 38 por ciento de su cuerpo.

No obstante, todos los que estaban en las gradas presenciaron una de las carreras más importantes en la historia de la legendaria corredora, donde con alma y corazón lograba ante el pueblo puertorriqueño y caribeño la medalla de plata.

El logro de Ana Fidelia, no solo en lo deportivo sino también por su calidad humana, se ganó el corazón y la admiración de los allí presentes, al punto que luego de concluida la carrera no paraban los gritos y aplausos que hicieron que la atleta diera la vuelta ganadora al estadio.

Ese evento impactante me hizo entender lo importante que es el deporte en la sociedad y la importancia del periodismo deportivo para preservar la historia, como así también la cantidad de anécdotas que marcan a un evento deportivo. Que el deporte no solo es competir, el deporte une un país y une culturas.

Luego de 26 años de esa primera experiencia en el periodismo deportivo y esa memoria centroamericana, la AIPS, a través de su beca de posgrado de Periodismo Deportivo, me dio la oportunidad de venir a La Habana, Cuba. El día del encuentro con glorias deportivas tuve el privilegio no solo de revivir ese momento junto esa gran atleta del deporte cubano, Ana Fidelia Quirot, sino también de poder entrevistarla sobre su paso por el atletismo internacional y más aún sobre sus vivencias en Puerto Rico.

Además, esta experiencia nos da la oportunidad de: crecer profesionalmente por medio del intercambio de ideas con experimentados colegas y poder compartir conocimiento cultural con compañeros de diferentes nacionalidades con el mismo fin, el deporte como plataforma principal.