Podio anecdótico: Argentina logra el bronce en natación mixta

Por Carolina Mitriani  (Argentina) – Periodista Joven AIPS América

LIMA, Perú, 9 de agosto de 2019.- «Una medalla hubiese sido un poquito más», dice Federico Grabich en zona mixta, sin saber que su pecho va a portarla en minutos. Santiago Grassi se suma a la felicidad del cuarto puesto en posta mixta de natación comentando «no tenemos nada que lamentarnos, creo que lo hicimos muy bien». Los chicos insisten:  «todos estuvimos en nuestros mejores tiempos». Andrea Berrino acompaña la satisfacción de lo logrado en la pileta de la ViDeNa peruana en el marco de los Juegos Panamericanos Lima 2019. 

La posta mixta de Argentina, en un podio inesperadamente feliz.

En plena entrevista con la prensa, una voluntaria se acerca a Grassi y le solicita que de forma urgente la acompañen porque Estados Unidos -tercer puesto de la disciplina- había sido descalificado.  «Ahora tiene un sabor especial porque es como un premio más a lo que hicimos. Los cuatro dimos más del 100% para que esto suceda», afirma Federico.  Un movimiento de más de 15 metros dejó a los estadounidenses sin lugar de premios.

 Julia Sebastián también obtuvo medalla de bronce en competencia individual y consiguió una nueva marca «A» para los próximos Juegos Olímpicos Tokio 2020. No se arrepiente de haber renunciado a una carrera individual para tener espacio de realizar la posta grupal. Esta es la segunda medalla para ella, que obtuvo plateada en 100m pecho con la misma marca y récord sudamericano. «Me dejó muy agotada la carrera individual pero no pasa nada, no importa nada. Haces fuerza».

 «No solamente nosotros ganamos este relevo. Hay cuatro nadadores que van a recibir una medalla y fueron parte de este logro porque no es lo mismo correr de mañana y de tarde», menciona Julia, en relación a la carrera clasificatoria competida por Florencia Perotti, Virginia Bardach, Roberto Strelkov y Lautaro Rodríguez.

Son varios los años en los que el nivel de la natación argentina se mantiene estable, con rendimientos superlativos. La jornada ya cosechaba otro oro para Delfina Pignatiello, que se convirtió en la primera mujer en lograr medalla dorada luego de la obtenida por Georgina Bardach en Santo Domingo 2003.

Julia Sebastián no se conforma y piensa en lo que resta para la competencia panamericana: «…seguir peleando la celeste y blanca». La bandera celeste y blanca promete flamear nuevamente en lo más alto de Lima 2019.