Faltan 1.000 días para que comience la Copa del Mundo

Pelé, embajador honorario de Brasil para la Copa del Mundo, emitió un mensaje con motivo de los 1.000 días que quedan por delante antes de que se ponga n movimiento el balón en el Mundial FIFA Brasil 2014. El contenido del mismo es el siguiente:

No es desde hoy que Brasil encanta a quien lo conoce. Las bellezas naturales, la biodiversidad y la cultura, la creatividad y la alegría contagiante del pueblo brasileño siempre marcaron a quienes tuvieron la oportunidad de conocer a mi país.

Pelé fue tres veces campeón mundial por la selección brasileña (1958, 1962 y 1970), anotó 1.282 goles y ganó diversos premios, entre ellos el de Atleta del Siglo (por el Comité Olímpico Internacional, en 1999) y el de Jugador de Fútbol del Siglo (por la FIFA, en 2000).

A 1000 días de la Copa del Mundo FIFA 2014, tengo razones para creer que, además de esas cualidades que siempre nos caracterizaron, otros atributos como la competencia, la seriedad, la innovación, la transparencia, la sostenibilidad, la diversidad y la democracia contribuirán a que los que vengan a Brasil queden aun más encantados con él.

Nuestra economía, hoy la 7ª del mundo, es diversificada, innovadora y combina crecimiento, estabilidad, sostenibilidad e inclusión social. En la última década, de forma impresionante, más de 40 millones de personas ascendieron hasta la clase media, al fin mayoría en el país. Ese contexto contribuye a caídas significativas en los índices de criminalidad en ciudades brasileñas, de modo que somos cada vez más aptos para garantizar la seguridad de nuestra población y de los turistas que nos visitan.

La evolución también es sentida en el campo de la infraestructura. No serán solamente estadios, que al parecer, se entregarán de acuerdo con el cronograma establecido, sino también la ampliación y la modernización de puertos, aeropuertos y de equipos urbanos – incluyendo legados importantes en las áreas de transporte, turismo, comunicaciones y energía. Todas las informaciones, obras e inversiones relacionadas a la Copa pueden ser seguidas en tiempo real a través de Internet, lo que resultará aun más fácil tras el lanzamiento, hoy, del sitio oficial de la Copa por el Gobierno Federal (www.copa2014.gov.br). Los medios y la sociedad permanecen atentos a cada detalle. Este y otros mecanismos de transparencia, de monitoreo y de control han servido para inhibir e identificar, con eficacia, potenciales desviaciones, enriqueciendo con ello la democracia brasileña misma.

El brasileño se enorgullece de ser fruto de una mezcla de etnias, religiones, orígenes y colores. Somos una nación en que todos – incluso turistas-, se sienten como en casa. Tenemos la convicción de que nuestra fuerza y nuestra creatividad en todas las áreas, hasta en el fútbol, se origina de esa diversidad, de esa mezcla. Es justamente por eso que creo que la democracia echó raíces profundas en Brasil.

Claro que aún queda mucho por hacer.  Claro, también persisten problemas viejos, y nuevos problemas surgen para desafiarnos. Lo que me deja optimista es que Brasil está cada vez más apto para lidiar con ellos. Pienso, en ese sentido, que la Copa del Mundo FIFA 2014 viene al Brasil en el momento exacto, como una gran oportunidad para nuestro pueblo de mostrar al mundo que sabemos hacer algo bonito – no sólo en el deporte.

Deja un comentario