Fallece uno de los grandes maestros del periodismo deportivo paraguayo

ASUNCIÓN, Paraguay, 18 de febrero de 2019.- Julio Ramón Del Puerto (83 años) dejó de existir la tarde del pasado domingo, casi en horario coincidente con el inicio del partido estelar de la sexta fecha del torneo Apertura 2019 del fútbol profesional paraguayo entre Olimpia y Cerro Porteño, en el legendario estadio Defensores del Chaco.

Julio Del Puerto, Carlos Alberto Gómez y Edgardo Villalba Viccini, en uno de los tantos viajes para coberturas en el exterior.

“El mejor comentarista de fútbol de todos los tiempos”, lo definió en un escrito para el portal www.purodeporte.com.py el habitual columnista de esta página, Pedro García Garozzo, también ganador del premio Abelardo Raidi de AIPS América como don Julio (2012 García y 2017 Del Puerto).

“Julio del Puerto era un clásico de todos los domingos y se fue un domingo de clásico”, refirió otro ilustrado periodista, Bernardo Farina. “Nos dejó el último gran Maestro de una generación dorada”, refirió Gabriel Cazenave, ex presidente del Círculo de Periodistas Deportivos del Paraguay (CPDP), apenas al conocerse la triste noticia.

Del Puerto formó dupla periodística con varios narradores y fue líder en audiencia con todos. La más célebre de todas la conformó con Carlos Alberto Gómez, exitoso binomio que tuvo un abrupto final al fallecer este víctima de un aneurisma, a los 37 años, el 1 de setiembre de 1987.

Fernando Cazenave, Julio Del Puerto, Carlos Alberto Gómez y Julio González Cabello. Solo este último sobrevive.

Fue jefe de la página deportiva de ABC Color, el diario de mayor circulación del país, desde su aparición, en 1967, hasta que decidió emprender otros proyectos como la revista deportiva “As”.

En televisión participó de varios ciclos informativos y de opinión, entre ellos los taquilleros “Al Rojo Vivo” (Canal 9) y “Tiro Directo” (Canal 13).

Estuvo presente en seis mundiales de fútbol y en decenas de transmisiones internacionales, entre ellas la final de la Copa Intercontinental, que enfrentaba a los campeones de América del Sur y Europa, en Malmoe, Suecia, entre el equipo local y el Olimpia de Paraguay, en 1979.

Su depurado manejo del idioma y su capacidad de análisis lo convirtieron en un referente ineludible para gran parte de los aficionados al fútbol hasta fines de la década pasada, cuando deficiencias cardíacas motivaron un par de eventos en los que su memoria quedó seriamente afectada, retirándose poco después de la actividad.

Como dirigente gremial, fue presidente del Círculo de Periodistas Deportivos del Paraguay entre 2003 y 2007.