El dueño de la fiesta

Por Vicente Dattoli – vicentedattoli@hotmail.com

Río de Janeiro, Brasil, 4 de agosto de 2016.- Djokovic, Phelps, Serena Williams, Usain Bolt, Neymar… ¿Cuál de estas grandes estrellas del deporte mundial serán reconocidos en unos días como el gran nombre de los Juegos Olímpicos Rio 2016? Por la oportunidad de ganar numerosas medallas, el estadounidense Michael Phelps, nadador, puede ser el punto culminante, pero cómo se puede negar el papel del rayo de Jamaica en caso de nuevos logros en las pistas del Estadio Olímpico João Havelange? ¿O el serbio Novak Djokovic, el líder de la clasificación mundial de tenis profesional, que dejó todo para venir a la Ciudad Maravillosa en busca de oro (ya ganó una medalla de bronce olímpica)? ¿O Neymar, que vio frustrado el sueño de ser campeón del mundo en la Copa de la FIFA celebrada también en Brasil hace dos años?

Además de muchos candidatos para «dueño de la fiesta», los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro también traen una sensación diferente para los distintos deportes. Una sensación de despedida para Bolt, quien ya ha dicho que serían sus últimos Juegos Olímpicos. No estará presente en Tokio 2020. Por poco, incluso, no estuvo fuera también en Río de Janeiro, al sentir una lesión pocos días antes de la apertura. Phelps también sabe que es la última vez, o mejor dicho, la última en una Villa Olímpica, como atleta. Como premio, será el portador de la bandera de la delegación estadounidense en la ceremonia de apertura, mañana, en el Maracaná. Quien también tendrá el honor de dirigir la bandera de su país será Rafael Nadal. El español, que no hace una buena temporada, es otra de las estrellas del deporte internacional que se despide de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, una ciudad que conoce bien – ha participado en torneos e incluso de las paradas del carnaval de Río-.

Para los dueños de la casa, por supuesto, la expectativa es ver a Neymar como el nombre más prominente en los Juegos. Sería la realización de un sueño: ganar el oro olímpico. Pero en el mismo deporte del ás del Barcelona hay otros dos nombres, brasileños, que pueden ganar el honor – y son mujeres. Marta, cinco veces (sí, cinco veces) elegida como la mejor jugadora de fútbol del mundo, puede facturar un oro. Su pareja de selección, Cristiane, también. Para aquellos que desconocen, Cristiane es la jugadora que ha marcado más goles hasta hoy en los Juegos Olímpicos (con el gol anotado contra China en el partido inaugural de Brasil, ha llegado a 13). Cualquiera de las dos puede convertirse en la estrella de los Juegos de Río 2016. Al menos para los brasileños, por supuesto.

(Artículo publicado en el diario ABC Color de Asunción, Paraguay)