Cuando ni la edad ni la maternidad constituyen un impedimento

Por Andrea Hernández (Chile) – Periodista Joven AIPS América

LIMA, Perú, 11 de agosto de 2019.- A sus 44 años, la valdiviana Soraya Jadue está de vuelta en unos Juegos Panamericanos. Luego de bajarse del bote en Toronto 2015, era casi imposible un regreso. No obstante, el bichito de participar siempre le dio vuelta. Por resultados, por nivel, por calidad. Tanto así que para ella la edad nunca fue tema.

Soraya Jadue, Antonia y Melita Abraham e Isidora Niemeyer luego de quedarse con el oro en Lima 2019 en en cuatro pares de remos cortos (Foto: Cristiane Mattos – LIMA 2019).

En Lima 2019,  Jadue  sumó una nueva medalla de bronce para el Team Chile en el par de remos cortos. En los últimos 500 metros logró superar a dos rivales y quedarse con la presea con un tiempo de 7’49’’89. “Uy, eso fue lo más sufrido que he tenido en los últimos años como regate, y la verdad que lograr un bronce…no, yo estaba extasiada. Feliz, feliz. Nunca pensé, porque mis rivales eran bastante fuertes e iba a ser muy dura la prueba. Y todo se definió gracias a Dios en los últimos metros, así que nunca aflojé y se dio el resultado que obtuve una medalla de bronce”, comentó una vez que la medalla colgaba de su cuello.

En este proceso de decidir ser parte del equipo de remo chileno, el técnico Bienvenido Front fue clave. Su énfasis se detuvo en los récords que Jadue ha roto este año a nivel personal y en el compromiso de la sureña desde el primer momento.

Y como si fuera poco con la recolección personal del podio, Jadue junto a Isidora Niemeyer y las mellizas Melita y Antonio Abraham, se quedaron con el oro en el cuatro pares de remos cortos, la undécima medalla dorada para Chile con un tiempo de 6’30’’43.  La emoción embargó a la que vino a Lima a reencontrarse con el deporte que despertó su curiosidad cuando practicaba tenis siendo muy pequeña. “Yo feliz, esto es como un regalo para mí. En realidad, no tenía presupuestado hace unos años atrás estar acá y menos en dos botes, y compartiendo con las chicas que hoy en día vienen saliendo de ser campeonas mundiales. Y yo feliz po’, o sea, es un regalo pa’ mí, disfrutando al máximo con ellas”, expresó.

La familia es uno de los pilares fundamentales de Soraya. Junto a Miguel, su esposo, tienen dos hijos, por lo que ella divide su tiempo entre los entrenamientos y la crianza de los pequeños. “Ahora no sé si me van a abrir las puertas de mi casa (ríe). Gracias a los pilares, a la familia, a Miguel, que ha hecho todo criando los chicos. Él también fue deportista entonces sabe lo que es el sistema y no, es todo un team el que se queda en Valdivia ayudando a que yo este acá. De lujo, yo con las manos pa’ atrás, pero ellos se llevan toda la pega. Darles agradecimientos a ellos como pilar fundamental para que uno logre estas cosas que son tan bonitas pa’ nosotros como pal país”, concluyó.

Cabe destacar que en Lima 2019 Chile consiguió ocho medallas en el remo: cuatro de oro, dos de plata y dos de bronce. Superó con creces lo realizado en Toronto 2015. Soraya no pudo haber elegido un mejor evento para retornar a la actividad, en donde Chile suma 41 medallas: 11 de oro, 14 de plata y 16 de bronce, y marcha octavo en el medallero panamericano.